domingo, 3 de mayo de 2009

"Seguiré con Kirchner a pesar de Kirchner"

El piquetero oficialista Luis D'Elía amenazó con romper con el kirchnerismo luego de criticar el estilo "autoritario" del ex presidente Néstor Kirchner.
Hastiado, traicionado y librado al azar de la indiferencia oficialista, el piquetero Luis D’Elía, principal soldado de la causa kirchnerista, le dijo basta a Néstor Kirchner. “No queremos más este trato selectivo, autoritario, utilitario con los compañeros, un trato de mierda que debe cambiar adentro del kirchnerismo”, disparó el titular de Federación Tierra y Vivienda (FTV). “Y yo lamento mucho que este Néstor Kirchner, que me llama cada vez que tiene dificultades, ahora nunca llama por teléfono cuando hay que armar una lista”, agregó en su programa de Radio Cooperativa, A boca de jarro. Fue más lejos y admitió tener “las bolas por el piso de tanto maltrato”.
De la defensa a ultranza del Gobierno nacional, D’Elía pasó a reclamar al ex presidente “estímulos morales” para que prevalezca su apoyo político. Luego de meses de ostracismo, el ex funcionario K contó que su hastío lo desbordó el lunes por la tarde, cuando denunció que su casa fue atacada por un grupo de 60 personas mientras sus dos hijas adolescentes estaban solas en el domicilio (ver página 4), y ni la Presidenta ni su esposo lo llamaron para preguntarle qué había pasado. Ante la Policía, el piquetero identificó a los atacantes como militantes del candidato del peronismo disidente, Francisco de Narváez. Minutos después, prendió la tele y vio ingresar al ex presidente al acto del Luna Park, organizado por Edgardo Depetri, otrora aliado de D’Elía. Lo vio al “jefe” ofreciendo “un fuerte respaldo”, lo que definió como “una verdadera cuchillada trapera por la espalda”. Se trataba del “respaldo que no tuvimos nosotros el 21 de diciembre cuando en el Teatro Ateneo fundábamos la Central de Movimientos Populares”, dijo D’Elía, antes de reclamar a Kirchner la correspondencia de su apoyo. “Ahora, que lo sepa Néstor Kirchner, tengo las bolas por el piso de tanto maltrato, no nos pueden tratar así, tiene que haber una mesa colegiada de conducción del Movimiento Nacional y Popular”.
Teléfono rojo. “Hoy me llamó ‘el Colorado’ De Narváez, porque yo dije que los que habían atacado mi casa eran los punteros de De Narváez; pero por otro lado no creo que sea pelotudo. Nadie que gaste 50 millones de dólares en una campaña se pega un tiro en la mano durante la campaña. No creo que él haya mandado a nadie a golpear mi casa”, dijo el piquetero el miércoles por la noche. “Ahora, ni Néstor ni Cristina levantaron el tubo, como lo levantan miles de veces cada vez que tienen problemas, para decir: ‘Negro ¿cómo está la familia? ¿Qué podemos hacer por ustedes? Nadie me llamo del Gobierno, nosotros estamos para socializar las pérdidas, nunca los beneficios.”
D’Elía aseguró que no romperá con el Gobierno pero que saldrá a marcar la cancha este martes: “Vamos a estar con Kirchner, a pesar de Kirchner y de Cristina”.