jueves, 29 de mayo de 2008

काम्बिअरों लॉस RETENCIONES


Cuáles fueron los cambios en el esquema de retenciones

Las modificaciones anunciadas por el jefe de Gabinete y el ministro de Economía a la resolución que instaló el esquema de retenciones móviles sólo entran en juego si el precio de la tonelada de soja para exportación (valor FOB) llega a los 600 dólares. Por debajo de ese precio el sistema no tiene variantes.

Hasta el 11 de marzo, la alícuota que los productores debían afrontar estaba fija en el 35 por ciento. Con la resolución 125, el Gobierno la llevó al 44 por ciento como punto de partida para que se moviera hacia arriba o hacia abajo en función de las variaciones del precio del grano.
Al cierre de ayer, con el valor de la tonelada de soja en 480 dólares, la retención es del 41,7 por ciento. Ese valor no variaría con las modificaciones anunciadas hoy, porque éstas recién aparecerían si el precio va de los 600 a los 750 dólares.
Con la resolución 125, la retención máxima para esa escala en el caso de la soja era de 58,5 por ciento. A partir de ahora, el máximo es de 52,7 por ciento.
El mismo esquema de la soja se traslada a los otros granos. En el caso del maíz, las retenciones se mantienen sin cambios con el precio de la tonelada por debajo de los 300 dólares. Si llega a superar esa cifra, el máximo será del 45 por ciento. Con la resolución del 11 de marzo era de 53,8 por ciento.

Para el trigo, el rango en el que entran a valor los cambios de hoy es el que va de los 450 a los 600 dólares por tonelada. Antes, el máximo de retención entre esas cifras era de 46,3 por ciento. Ahora será 41,6 por ciento.

Lo mismo ocurre con el girasol, aunque en este caso los cambios corren por encima de los 700 dólares por tonelada. A partir de ese valor, la retención máxima será de 52,7 por ciento. Con la resolución de principios de marzo, era de 59,1 por ciento.