lunes, 26 de mayo de 2008

Multitudinario acto de los dirigentes del campo en Rosario












El campo dio una muestra de fuerza en Rosario, con un acto multitudinario। Miles de personas que llegaron de distintos puntos del país, los organizadores hablaron de 300 mil y la Policía de 200 mil, siguieron durante una hora y media los discursos de los dirigentes rurales a un costado del Monumento a la Bandera. Allí, se escucharon duras críticas hacia la política agropecuaria del Gobierno. El dirigente de Gualeguaychú, Alfredo de Angeli, amenazó con volver a las rutas el martes "si mañana no hay solución". Luciano Miguens, el único que leyó su discurso, sostuvo que "si en campo es difícil que al Gobierno le vaya bien". El acto arrancó cerca de las 13, tras dos horas de retraso que fueron disimuladas con un show musical en el escenario. Luego de escuchar el himno y antes de dar comienzo a los discursos, el presentador oficial no dudó y levantó a la multitud con los datos de la convocatoria: "Hay 300 mil personas", lanzó. Alfredo De AngeliEl dirigente de Gualeguaychú fue finalmente quien inauguró la ronda de discursos. Fue uno de los mensajes más breves, pero, quizás, el más contundente. "El Gobierno nos quiere enfrentar con el pueblo. Si mañana no hay solución, el martes empiezan las acciones en las rutas", sostuvo. La frase volvió a sonar al final de su discurso, durante el cual apeló a los jóvenes y a las mujeres del campo. Fiel a su estilo, De Angeli se dirigió a la Presidenta y le pidió "una política distinta para los pueblos del interior". "Señora Presidenta, el campo está revelado, no vamos a aflojar, la lucha sigue", dijo. En la lista de reclamos no dejó afuera los intendentes, a los legisladores y a los gobernadores. "Ustedes están para defender al pueblo de las provincias", les advirtió. Fernando Gioino, titular de Coninagro Durante cerca de diez minutos, el mismo tiempo que se tomó De Angeli arriba del escenario, el titular de Coninagro destacó la contundencia de la movilización. Y pidió soluciones para el mercado de la leche, para las economías regionales y para la yerba mate. En el tramo final de su mensaje, reclamó que el Gobierno termine con la confrontación y las "reuniones estériles", en alusión a los sucesivos fracasos que tuvo la negociación desde el 11 de marzo. Luciano Miguens, titular de la Sociedad RuralMiguens fue el único de los dirigentes ruralistas que leyó su discurso. "Nos quisieron demonizar acusándonos de golpistas o desestabilizadores, de este acto se dijo lo mismo", se quejó. "No se equivoquen, queremos que a este gobierno le vaya bien", manifestó. Sobre la política agropecuaria, el titular de la Sociedad Rural dijo que "la solución para seguir creciendo no es cerrase en nuestras fronteras". "En la Argentina no puede existir el hambre", reclamó. Su mensaje terminó con un grito escuchado varias veces a lo largo de la mañana: "Viva la patria". Mario Llambías, titular de Confederaciones Rurales. Llambías arrancó su discurso con el mismo grito: "Viva la Patria", repitió tres veces. Al igual que De Angelis, destacó el rol de los jóvenes, y reclamó "que se respete la Constitución y la división de poderes" en la Argentina. "Tenemos que luchar por un país federal. Dejen de mentir", disparó. Eduardo Buzzi, titular de Federación AgrariaAl igual que su colega de CRA, Buzzi le hizo un guiño a la multitud antes de empezar a hablar. "Y pegue, y pegue, y pegue Buzzi pegue", coreaba. "Esto no es un acto más, estamos acá para escribir parte de la historia nacional", soltó. Durante su extenso discurso, el titular de la FAA, leyó una carta de una abuela de Plaza de Mayo. Además, cuestionó la política desplegada por el matrimonio Kirchner. "El gobierno de los Kirchner es un obstáculo para el crecimiento del país", dijo. Y, como en otras ocasiones, se quejó por las retenciones y pidió que se convoque a un referéndum "para los grandes temas". Crónica de una mañana que comenzó bien tempranoCon el trascurso de los minutos, la expectativa fue creciendo alrededor del Monumento a la Bandera, en la ciudad de Rosario. Desde el palco lanzaban cánticos y la multitud respondía con gran fervor. "Viva la Patria", "Por un país federal", y el clásico "Argentina, Argentina ...", se escuchó minutos antes de la 11, hora prevista para el comienzo de los discursos. Luego, el presentador dio inicio a un show musical. Desde bien temprano, con los primeros rayos de sol, cientos de personas comenzaron a juntarse a un costado del Monumento a la Bandera, donde hablaron los cuatro representantes de las entidades rurales. A ellos se les sumó Alfredo De Angelis, en representación de los autoconvocados. El comienzo del acto estaba previsto para las 11, pero se postergó por el arribo incesante de delegaciones de todo el país. Los manifestantes –de todas las edades- se fueron sumando frente al palco, pero detrás del doble vallado que colocaron los organizadores (entre las vallas hay unas 300 sillas para los invitados especiales). Muchos llegaron con banderas argentinas que le aportaban colorido al lugar. Algunas tenían mensajes dirigidos al Gobierno ("La dignidad no se negocia", "El campo no pagará el tren bala, "Sí a la producción, no a la soberbia") y la gran mayoría hacía referencia a sus lugares de origen. En las primeras filas había banderas y pancartas de Lobería, Necochea, La Dulce, Chivilcoy, Lincoln, Ameghino, Tres Arroyos, Pringles, Saladillo y Charata Chaco, entre otros. También había banderas colgadas en los balcones de los edificios que rodean al Monumento.Antes de comenzar el acto, el titular del Coninagro, Fernando Gioino, dijo que mañana van a ir a la reunión que convocó el Gobierno para retomar el diálogo sobre las retenciones móviles a la soja, aquella medida oficial aplicada el 11 de marzo que disparó la crisis política más grave que enfrentó el kirchnerismo en cinco años de gobierno. "Seguramente vamos a estar en esa audiencia", afirmó Gioino. En cambio, Luciano Miguens, titular de la Sociedad Rural -quien fue recibido con aplausos por la multitud- dijo en diálogo con el canal TN que la convocatoria del Gobierno "aún no es oficial". En la misma línea se expresó Ulises Forte, vicepresidente de la FAA. Tal como estaba previsto, se pudo ver a distintos referentes de la oposición. Entre otros dirigentes estaban el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saa, la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, el diputado Francisco de Narváez, el titular de la UCR, Gerardo Morales, Vilma Ripoll, y el titular del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados, Raúl Castells.