martes, 27 de enero de 2009

Tras las quejas, el Gobierno niega que exista una campaña antisemita

El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, aseguró que la Argentina "no es un país antisemita". Sin embarco, admitió que en los últimos días "hubo manifestaciones desafortunadas" hacia la comunidad judía.

El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, negó esta tarde que en la Argentina exista una campaña antisemita, aunque aseguró que iniciará una investigación frente a la existencia de "manifestaciones desafortunadas" hacia la comunidad judía. "Estoy convencido que no existe un brote antisemita en la Argentina. Y que la Argentina no es un país antisemita", expresó Fernández en declaraciones formuladas tras un acto desarrollado en la Cancillería para recordar el Día en Memoria de las Víctimas del Holocausto. En ese marco, el titular de la cartera de Justicia admitió que "ha habido manifestaciones desafortunadas" hacia la comunidad judía. Y aseguró que el Gobierno "va a estudiarlas y a analizarlas". "No es justo que una persona que eligió este país para vivir sea insultado por profesar la religión judía", sostuvo Fernández. Y agregó: "El Gobierno no va a permitir que se levante la voz contra ninguna minoría de argentinos". Más temprano, durante un acto en la AMIA, la comunidad judía denunció una "ola de antisemitismo" en la Argentina de parte de "extremistas". Al respecto, el ministro Fernández señaló que el INADI quedó a cargo de "las investigaciones que hayan tenido gestos antisemitas", dado que "nuestro gobierno ha dado sobradas muestras de que quieren poner estas cosas en su lugar".