lunes, 9 de febrero de 2009

De Narváez confirmó la convocatoria de Macri para armar un frente en Provincia




¿Como sigue esta Historia?




El diputado nacional Francisco De Narváez confirmó hoy que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, lo convocó junto a Felipe Solá a una reunión en la que intentarán delinear un frente común con el objetivo de darle pelea al kirchnerismo en las elecciones legislativas de este año, tal como lo anticipó Clarín. "La intención está sobre la mesa, la convocatoria la hizo Mauricio. Voy a concurrir gustoso a una mesa en donde seguramente lo que vamos a hacer es buscar una coincidencia para comenzar a caminar juntos y unidos", señaló el legislador del PJ disidente, quien apuntó que el encuentro se realizará "entre mañana y el martes" y opinó que la reunión debe "hacerse pública y no tiene que ser un acuerdo de dirigentes a puertas cerradas".Sin ocultar su ansiedad, en una entrevista radial, el diputado y empresario consideró que el encuentro debe realizarse "cuanto antes porque las vocaciones ya están manifestadas", y se mostró más que confiado en la fuerza de la posible alianza al vaticinar que, si se concreta, "el kirchnerismo pierde la elección"."Todos tenemos nuestras personalidades, pero creo que nos cabe ahora la responsabilidad de representar la votación de millones y millones de bonaerenses que quieren una alternativa al kirchnerismo, y construir un país y una provincia normal. Ya lo está haciendo Mauricio en la Capital, yo empujó en la provincia y seguramente Solá estaría pensando lo mismo", señaló. "El kirchnerismo cierra todas las puertas, nosotros la tenemos que abrir", enfatizó De Narváez, quien se mostró de acuerdo con la estrategia de formar alianzas entre distintas fuerzas políticas de la oposición, al afirmar que "hay que sentarse en una mesa la mayor gente posible, porque la elección de octubre es particular".No obstante, el jefe del PRO bonaerense, Jorge Macri, descartó esta mañana que la Coalición Cívica –liderada por Elisa Carrió- pueda sumarse a la convocatoria formalizada por su primo, el jefe de Gobierno porteño, al considerar que la alianza terminaría en una "ensalada" política.